Un día de rodaje

Últimamente estoy escaso de noticias sobre las novelas, aunque por ello no quiere decir que no esté pasando nada, claro.

A parte de la 3ª novela que está siendo un no parar para llegar con los plazos a tiempo para que antes de final de año la podáis leer ayer tuve un día de trabajo también, pero bastante diferente.

En mi obsesión por documentarme sobre todo lo que escribo ya es conocido por muchos que estuve bastante tiempo practicando esgrima histórica y recreación (a día de hoy siempre que puedo sigo practicando). La historia siempre me ha fascinado y pienso que es la mejor inspiración para crear una historia fantástica.

Pues vueltas que da la vida ayer me encontré en el rodaje de un documental sobre Tirant lo Blanc (Tirante el Blanco) que producía RTVV, vestido con una armadura renacentista italogermana de la mano de The Time Seller actuando como especialista de combate. toda un día de tomas con una armadura de 30 kilos sobre mi cuerpo. Hoy me duele hasta el carnet de identidad, pero mereció la pena sin duda.

Sin duda estas experiencias hacen volar la imaginación además de que, como buen cinéfilo, ver como se cuece una escena desde detrás de las cámaras y delante es maravilloso.

Fue un día espectacular y con suerte, no el último.

Os dejo unas fotos que tomó Irene Higueras en el rodaje:








Entradas populares de este blog

LA GUERRA SIN NOMBRE